Camelia reticulata

La primera Camellia reticulata que floreció en Europa lo hizo en Inglaterra en 1926. Enseguida se vio que era diferente de la C. japonica y se le llamó C. reticulata por la marcada nerviación de sus hojas. Son originarias de China, sobre todo del suroeste, de la provincia de Yunnan, donde crecen silvestres desde hace siglos.

La planta es un pequeño árbol de hasta 15 m de altura, de crecimiento más rápido y abierto que las japónicas, con ramas de color pardo -grisáceo. Las hojas son elíptico-lanceoladas, acuminadas, con el borde aserrado, grandes, de 7,5-11,5 cm. de longitud y 2, 5 - 5,6 cm. de ancho, cariáceas, rígidas, de color verde oscuro por el haz y más claras por el envés y con las venas muy marcadas. Las hojas generalmente viejas caen al final de la primavera, cuando aparecen los brotes nuevos, que suelen tener un tono rojizo.

Las flores son grandes, solitarias, de hasta 17 cm de diámetro, con número variable de pétalos según se trate de flores simples o de formas más complejas. Aparecen a finales del invierno, cuando las japónicas ya han florecido. Los colores varían desde el rosa más pálido hasta el rojo más intenso, pero hasta hoy no se ha encontrado un cultivar de C. reticulata de color blanco puro.

camelia reticulata
C.reticulata `Arbutus Gum´
camelia reticulata
C.reticulata `Captain Rawes´

Cultivo de C. reticulata

Condiciones climáticas

La camelia. reticulata necesita un clima templado, con abundantes lluvias, es muy sensible al frío y solo soporta ligeras heladas. Precisa suelos ácidos, ricos en materia orgánica.

Fertilización

Igual que el resto de las camelias, es conveniente abonar en primavera, después de la floración, cuando empieza el nuevo crecimiento, con un abono orgánico. Finalizar los abonados siempre antes de agosto, para que la planta pueda endurecer sus tejidos antes de los primeros fríos otoñales.

Riego

Es importante la disponibilidad de agua, sobre todo durante la estación de verano, manteniendo un buen sistema de drenaje para evitar el encharcamiento. Son muy sensibles a la sequía, que puede hacer que pierdan sus hojas en primavera, y pueden tardar años en recuperarse, ya que no tiene un segundo ciclo de crecimiento en otoño, como algunas japónicas.

camelia reticulata
C. reticulata `Lasca Beauty´

Poda

No se suelen podar las reticulatas, ya que no es necesario y no responden tan bien a ella como las japónicas y las sasanquas. Si bien puede reducirse los crecimientos eliminando las puntas de las ramas al final de la floración, antes de la brotación. Desde que se introdujo la C. reticulata en Occidente se han intentado cruzar diferentes cultivares de reticulata entre sí e incluso con japónicas, para lograr combinar la belleza de las flores de reticulata con el porte y foIIaje de las plantas de japónica. Los primeros intentos parecieron indicar que ambas especies eran incompatibles entre sí, pero pronto se vió que la C. reticulata admitía el polen de la C. japonica. Actualmente el número de híbridos de reticulata logrados supera en mucho al número de reticulatas puras traídas de China.

Propagación

Son más difícil es de propagar que el resto de las camelias. La mayoría no responden al estaquillado por lo que el método más efectivo es por injerto, los métodos más corrientes son de púa terminal y de aproximación. El avance en los sistemas de propagación por estaquillado (uso de camas con sistema de calor de fondo, riego por mist, utilización de hormonas...) ha contribuido al uso de esta técnica con la C. reticulata, aunque el mayor o menor éxito depende en gran medida de las variedades.

Cultivares

A la primera reticulata traída de China en 1926 se le dio el nombre de su introductor 'Captain Rawes'. En 1847 fue introducido el segundo cultivar de reticulata, una gran flor doble formal de color rosa intenso, a la que también se le dio el nombre del que la introdujo, 'Robert Fortune' conocida también como flore pleno. Casi todas las reticulatas que hay actualmente en occidente son híbridos, bien de C. reticulata x C. reticulata, o de C. reticulata x C . japónica, y en muchas de ellas no se conocen sus antecesores. Algunos ejemplos de cultivares de C. reticulata son "Arbutus Gum", "Arch of Triumph", "Bernadette Karsten", "Black Lace", "China Lady" , "Dr. Clifford Parks ", "Dream Castle", "Francie L.", "Lasca Beauty", "Lila Naff", "Mandalay Queen", "Nuccio's Ruby", "Otto Hopfer", "Royalty", "Terrell Weaver", " William Hertrich".

Más información aquí

camelia reticulata
C.reticulata `Lila Naff´
camelia reticulata
C.reticulata `Nuccio's Rubi´